jueves, 9 de abril de 2009

Algo personal, pero asi comenzo en Baires

Al llegar a a la Argentina pensaba que no volvería a jugar Ultimate. Lo que se escuchaba del deporte en Argentina no era mucho y preguntar, para que nadie sabia nada de nada. De Colombia me decían que buscara el equipo de acá, Discosur, los buscaba y encontrarlos no fue para nada fácil. Entonces, nada, dure varios meses sin jugar.

Un día entrenando fútbol, si fútbol en ninguna parte del mundo falta y bueno mejor jugar algo. En el parque frente a Canal 7 veo a un grupo de gente lanzando. Me acerco y me encuentro a Discosur en una de sus practicas, me saludo Ian (un tipo muy copado), lance un rato con mi amigo Lucho y bueno a entrenar fútbol ese era el compromiso de ese día. Pero cuando me estaba yendo me dijeron que fuera el sábado a Ciudad Universitaria que allá se reunían todos. La verdad no pare muchas bolas acerca de la información y me fui.

Al dar vueltas al parque, corriendo, sudando y la verdad muy cansado -hace un buen tiempo que no entrenaba nada- no hacia mas que mirar a los chicos lanzando y practicando con ese ambiente que solo se encuentra en este hermoso deporte.

Cuando acabo el entreno con los futboleros, me acerque a una rubia que practicaban unos "longs" con un chico (tiempo después conocí a Jackson), hable con ella -Betty- una alemana también muy copada y bueno ahora si entendí bien la información de los sábados en ciudad.
Así fue, ese sábado fui a ciudad con una emoción increíble. Emoción que se acabo apenas llegue a las canchas, NO HABÍA NADIE, bueno de hecho si había gente pero ni un ultimero. Igual me quede, espere y a lo lejos llega caminando al lado de su bici Mike. Con solo verlo me di cuenta que el jugaba ultimate, aclaro que a él no lo había visto en la practica de Discosur. Me acerque a él lo salude y efectivamente jugaba ultimate, nos quedamos lanzando un bueen rato mientras llegaba el resto de las personas. Lo que vi fue muy lindo, llego mucha gente, en la cancha no entraba un disco mas.
Personas de todas partes del planeta, y bueno colombianos, muchos. Increíble me decían que si conocía a Felipe, a Sergio, a Daniel, todos ellos de Colombia. El hecho es que de el único que me acordaba por el nombre era de Dani. Apenas vi a los demás compatriotas me dio mucha alegría me pareció increíble encontrármelos jugando tan lejos de casa. Igual siempre nos une este deporte y mas que esto su GRAN comunidad.
Desde ese día juego en Baires y la verdad que me hace demasiado feliz. Gracias comunidad del Ultimate Argentino.

2 comentarios:

Lucho dijo...

Andrés, no te olvides nunca que encontraste a los ultimeros gracias a Átomos, eh!!! Jaja, me alegra que así haya sido y puedas disfrutar de tu pasión. Abrazo, "pescau"...

Michael Alexander dijo...

me gustaria ser parte del combo y espero chappy llegar rapido a buenos aires para q me sigas entrenando ultimate por que lo poco que compartimos en matanga man le aprendi un resto vamos matanga uuuuu vamos cahppy solido y espero llegar pronto